Patrick Crusius, de 21 años, entró como uno más de las 3 mil personas que se encontraban el sábado a la tarde dentro del Walmart en El Paso, Texas, comprando provisiones para el regreso al colegio tras las vacaciones. Pero él no era uno más.

Apenas entró comenzó a disparar durante 20 minutos con un AK-47 matando a 20 personas hasta ahora, hiriendo a otras 26, antes de entregarse al equipo SWAT.

Nacido en Dallas, se filtraron tweets de su cuenta que ya fue borrada y publicaciones en su Instagram que dan cuenta de un racista o mejor dicho un supremacista blanco que pedía por favor la construcción del muro de Trump y que estaba sufriendo por una «invasión de mexicanos». Del saldo de víctimas, tres mexicanos murieron y seis resultaron heridos.

Las imágenes del circuito cerrado de TV muestran una imagen del tirador caminando por la entrada principal de Walmart, a metros del shopping Cielo Vista. También los informes de las cámaras confirmaron que llevaba puesto protectores auditivos y pantalones cargo.

Según testigos, el primer disparo lo hizo antes de entrar al hipermercado, en el estacionamiento. Luego entró a la tienda en un estado tranquilo y confiado, como si estuviera «en una misión», dijo un testigo.

La policía ya tiene en su poder un manifiesto (que se puede leer acá) escrito por el sospechoso, que es la evidencia para considerar esto como un crimen de odio.

Patrick Crusius

Testigos publicaron varios videos en las redes sociales que muestran a los que estaban dentro del Walmart y en el shopping en pánico huyendo durante el tiroteo o directamente tirados abajo de las mesas rezando y mandando mensajes los últimos mensajes de amor a sus familias.

La policía llegó al lugar seis minutos después de que Crusius abriera fuego por primera vez. En estos momentos, los fiscales dicen que están buscando cargos para aplicarle la pena de muerte, con delitos de odio o cargos de terrorismo doméstico, en espera del resultado de una investigación del FBI sobre el manifiesto ‘antiinmigrante’.

Un testigo subió a Snapchat un video del arresto del sospechoso y desde entonces circuló en varias plataformas de redes sociales.

Ya circulan videos disponibles del tiroteo dentro de Walmart tal como ocurrió, no recomendamos verlo.

Sin embargo, el video de los locales del shopping que está pegado al Walmart, que evacuaron rápidamente a raíz del ataque, ofrece una idea de cómo es estar cerca de un tiroteo y el momento aterrador que se vive porque los policías piensan en todo momento que los asesinos pueden estar infiltrados entre la gente.

A pocas horas de este nuevo desastre, se produjo otro tiroteo masivo esta vez en la ciudad de Dayton, en el estado de Ohio. Diez personas, incluido el atacante, murieron.

El tiroteo comenzó en el barrio de Oregon a las 1 de la madrugada (2 de la Argentina), según indicó la policía local en Twitter. «Teníamos agentes en las inmediaciones cuando comenzó este tiroteo y pudimos responder y ponerle fin rápidamente», señalaron las autoridades de seguridad.

Lo que no dijeron es que en un minuto el asesino, otra vez alguien blanco, joven y sin antecedentes, fue capaz de semejante matanza.

El distrito de Oregon es un barrio histórico cerca del centro de Dayton que ofrece muchas opciones turísticas como bares, restaurantes y teatros.

Connor Betts, de 24 años, sería quien mató a 9 personas y dejó a 27 más heridas. Según la cadena CBS News, Betts es de Bellbrook, Ohio, y se describió a sí mismo en LinkedIn como «bueno bajo presión. Aprendiz rápido. Con ganas de superarse».

«Realmente quiero pensar en ese minuto. El tirador fue capaz de matar a nueve personas y herir a 27 en menos de un minuto. Y si no hubiéramos tenido a policías en la zona en un momento en que había miles de personas que estaban disfrutando de su noche del sábado… lo que habría sufrido esta ciudad», dijo la alcaldesa de esa ciudad.

Las autoridades aún tratan de establecer el motivo del ataque.

Connor Betts.

El de Texas es considerado uno de los tiroteos más mortales en la historia moderna de EE.UU., y es un recordatorio más de una escena que es impactante por lo común que ya es.

Con estos dos ataques, se produjeron 250 tiroteos masivos en Estados Unidos, solamente en lo que va de este año.