ROBERT SHECKLEY: «Este es el mundo del fabulador. El fabulador afirma que ningún problema está irrevocablemente resuelto. Ninguna discusión cerrada. Ninguna conclusión superada. La fabulación, al producir escenarios plausibles pero contradictorios, al aceptar cualquier premisa, niega la certidumbre y celebra los vastos horizontes de lo maravilloso. Todo debe quedar sin resolver, tal cual sucede en los hechos. Todo forma parte del vasto e inconcluso rompecabezas que son nuestras vidas» ¿Cómo lo ves?

Estoy de acuerdo con este señor, al que desconocía y tuve que googlear. Luego voy a leer algunos de sus libros porque me gusta la ciencia ficción. También lo veo como una introducción zen para esta entrevista. De todo lo dicho hasta ahora, nada está dicho aún, porque recién empezamos.

Cuando mirás para atrás ¿Ves los años dorados o todo lo contrario?

Trato de no mirar hacia atrás para no chocarme con el presente. Intento no avanzar de espaldas hacia el futuro. Me provocan sonrisas muchos buenos momentos vividos y también me torturan los errores cometidos. Ambas cosas, sólo a veces. Estoy viviendo un presente reconstructivo y ciertamente melancólico por momentos; pero no precisamente por nostalgia, sino por perfeccionismo y trascendencia. Cual alquimista de mi vida, entiendo que al oro se llega a través del conocimiento que se gana con experiencia; de esta manera, sería irracional que los años dorados estén en el pasado.

A diez años de BubbleGlam ¿Lo volviste a escuchar o te da cosa?  

Lo volví a escuchar el año pasado en 2015, porque salió en el 2005 y fue entonces cuando se cumplían 10 años de la edición. La “cosa” que me dio fue orgullo por el talento musical de mis compañeros. Y cuando me vuelvo a escuchar… es como admirar a una persona que antes me representaba más que ahora.
No tengo un tema favorito, pero tocar “Videos + Discos” era muy energizante. Y, por lo general, lo hacíamos para cerrar los shows.

Backstage. Cómo fue grabarlo ¡Leí que fue en una semana!

El disco se grabó en el 2003. Y sí, por cuestiones económicas, fue en una semana. El primer día, todas las baterías y los bajos; el segundo, todas las guitarras; el tercero, todas las voces; el cuarto, los invitados: Ale Sergi y Rosario Blefari (también iba a estar Adrián Dargelos pero, a último momento, no pudo). Y los días siguientes se mezcló. Estuvimos ensayando muchas horas, todos los días, para poder llegar lo mejor posible y el resultado fue muy satisfactorio. Finalmente tardó dos años en poder ser editado.

IMG_5781 (2)

¿Creés que sigue siendo el tiempo de los chicos raros?

La normalidad es una utopía funcional a un sistema estándar de control social, influido por el estatus económico, que a su vez influye en el estado espiritual de las masas. No existe la normalidad. Tan sólo significa atenerse a las normas. Normas impuestas por necesidades egoístas de quienes se encuentran en posiciones de poder. Pero claro, ayer dije que era el tiempo de los chicos raros. Creo que necesitaba remarcar mi fracaso en no aceptar el rol social que me había tocado: el de un gordito que cargaba con la profecía de perdedor; y lo quise convertir en bandera de rey de los superados. Ahora, aunque me suena un poco conformista y sectario, banco esa declaración por el romanticismo que expresa, porque como buen fabulador, reconozco que ninguna conclusión está superada y celebrando los vastos horizontes de lo maravilloso siento que este sigue siendo el tiempo de los chicos raros.

En “Tu Estilo es un Freepass” decís: Que tiene si tenés o no la participación / una tarjeta dorada no te dará la distinción / que te separe del vulgar montón / la respuesta es la reputación. Hablemos de la reputación ¿Por qué se volvió tan importante en esta sociedad esa palabra tan asociada a la fama?

Cuando nos referimos a la importancia de la reputación, en esta sociedad, hablamos de la historia misma. Es que somos un número infinito de personas, pero las posibilidades de éxito no son infinitas. Entonces es necesario reconocer a quienes tienen las condiciones para alcanzar sus objetivos y convertirnos en la suerte que los ayuda a triunfar. En este mecanismo, el conocimiento que tenemos sobre los logros de quienes se esfuerzan, es su fama.

¿Cómo fue la grabación del vídeo de “Vídeos + Discos” con Alejandra Pradón?

Esa fue idea de Russ. Pero lo que recuerdo es que el clip iba a parodiar los gustos de los integrantes de una banda de rock. En esa ficción, el batería estaba en pareja con una mediática y debía evitar a los paparazzi. Él pensó en la Pradón, porque si bien era vedette y mediática, pertenecía más al imaginario de la fantasía de otra época, que a la de la década en la que estábamos en ese entonces. La contactamos y se copó mucho. Ella propuso rodarlo en el chalet de un amigo.

En una entrevista del año pasado decías: «Es que veo que se le da demasiado valor al adolescente, todo apunta hacia eso, como si fuera lo más copado o cool». Explicanos un poco.

A veces encuentro respuestas en la palabra misma, que le da nombre a aquello que me intriga. Por ejemplo: Adolecer. Habla de carecer de algo o de sufrir ciertos defectos. Así, un adolescente está en plena transformación y en esa transformación no hay nada concluido. Podría ser el estado de proyecto de un individuo. Que no es poca cosa, dependiendo de cómo sea este individuo. Pero carece de formación y aunque en estas faltas también se encuentran aciertos, no deja de presentar errores. Pero la nostalgia depresiva y el rechazo a envejecer hacen que nos arrodillemos a adorar esta versión beta de nuestras vidas. Que le dediquemos todo tipo de obras y que sea representante de nuestros sentimientos. Cuando, considerablemente, empezamos a vivir nuestras vidas un poquito más tarde que eso.

IMG_5606

En tus letras siempre hablás de los nuevos vínculos. ¿Cómo ves este momento de las relaciones donde se corta una pareja o se pelean como si fuera un reality, te parece patético cuando se rompe el amor y lo reflejan en redes sociales?

Los mensajes de texto son una forma más de comunicación, me parecen tan validos como hablar o hacer señas con las manos. Cuando mi novia decide terminar la relación por Whatsapp, me duele igual que cuando decide hacerlo en persona. Y, si bien, en persona puede verme las lágrimas; cuando envía el mensaje, ya sabe que va a provocarlas.
El amor es indestructible, lo que se rompen son las relaciones. Y, más que pena, lo que reflejan las redes sociales me da un poco de vergüenza. Más aún, por no haber previsto que Internet iba a terminar convirtiéndose en algo tan banal como la Televisión, cuando jugaba al profeta en Generación Pulgar. Realmente creíamos que la súper-conexión iba a cambiar la consciencia. Pero tal vez, todavía sea muy pronto para juzgar. Supongo que las redes sociales son la adolescencia de la neo comunicación.

¿Cómo llevás el paso del tiempo? 

La juventud se va sin querer. Nunca se quiere ir, pero tiene que hacerlo. Pero no por eso tengo que dejarme estar. Es difícil notar el paso del tiempo, por esa frase del sabio en la que “Siempre es hoy”, pero ahora me es un poco más fácil ver cuáles son mis fronteras y mis posibilidades. Y trato de no perder tanta energía en buscar, ignorantemente, alcanzar a donde no llego. Bueno, tratar no significa conseguirlo. Aún conservo cierto arrojo.

¿Que es imperdonable para vos?

Rendirme. Porque es alimentar desilusiones. Cuando nos mostramos rendidos, nos abandonan. Y, ahí no queremos perdonar las traiciones que nosotros mismos generamos con nuestra cobarde declaración de derrota.

En algún momento ¿Te dio miedo que las cosas no volvieran a ser como antes?

Me da más miedo el miedo a querer que las cosas vuelvan a ser como antes. Eso es peor que envejecer. Es, directamente, empezar a morir por envidia a uno mismo.

IMG_6331

En una entrevista, creo que la misma, el cronista hace esta intro: «Después de la disolución de Nerdkids, allá por el año 2010, Mr. Mön nunca logró la consistencia artística de aquel grupo que lo impulsó como un paladín extraño y futurista, la cara de una mercancía pop de esencia hardcore y estética animé que trascendió las fronteras locales y quedó gravitando como un proyecto de obra audaz» ¿Cuál es tu opinión de los periodistas que se ponen en rol de padres, con balances de vida incluido?

Los periodistas son tan comunicadores como los políticos y los artistas. Sus opiniones se merecen el mismo respeto que las de cualquier persona. En cuanto al rol de padres, ellos nos hacen crecer tanto como cualquier oyente. En conclusión: pueden comunicar y opinar lo que sientan, y si es para motivarme a que me supere, les debo mi gratitud y me responsabilizo a que sus opiniones sobre mis obras sean cada vez mejor.

Basta de pasado. Hablemos de Reset-Start! Ya el título dice mucho, un volver a empezar, reseteo y a la bolsa ¿No?

Sí, pero aún no apreté el Start… ¡Bah! Lo apreté, pero también es el botón de pausa…

¿El primer tema se llama Nunca grité gol, funciona como declaración de principios?

Sí, una pequeña militancia. Pero me parece un poco innecesaria. Es como cuando me anticipaba a decir que no tomaba alcohol, antes de que alguien me ofrezca. Aun cuando nadie, realmente, quería convidarme. Supongo que en muchos casos les alivió a los que no les alcanzaba el dinero.

IMG_6135

En la biopic del disco en Bandcamp lo describís: Reset-Start! Un álbum de música y lenguaje americano, inspirado en la cultura pop asiática ¿Qué grupos o solistas del pop asiático podés recomendarnos?

Pizzicato Five, Cibo Matto, Cornelius, música de Video Games como “Patapón” o “Katamari” y Anisongs (temas de animé) como “Cowboy Bebop”, “Dragon Ball” o “K-On”.

En relación al Fandom. El reino de los fanáticos es a veces muy enfermizo y plomizo. No quiero irme tan lejos pero desde el fan de Lennon pasando por el fan de Wanda hasta el fan de Marvel, la cultura pop es blanco de fanas ¿Cómo lo ves? ¿Cuál es tu sensación de esto?

El ultra-fanatismo no es algo saludable. Cuando hablo de Fandom, me refiero al inherente a la cultura de convenciones de Comics y eventos de Animé que es donde surgió ese nombre, yuxtaponiendo las palabras Fanatic + Kingdom. En este ambiente tan familiar me encontré a mí mismo en los últimos años, porque este es el espacio de los chicos raros.

Hace poco para una nota que salió en la última edición de REGIA, hablamos con unos amigos íntimos de Toto. La sensación fue de alguien que no soportaba más al ambiente del pop, los managers, los colegas, los críticos, etc ¿Te llegó a pasar eso? 

No. Lo que me pasó a mí fue que me afectó la disolución de Nerdkids. Eramos un grupo de amigos, de personas que se dedicaban a sentir y hacer lo mismo. Nos levantábamos, andábamos y nos dormíamos pensando en la banda. Le dábamos el 200% a ese proyecto. En ese momento, esa era nuestra vida. Cuando nos separamos, fue muy difícil para mí volver a sentir lo mismo, así de intenso, por cualquier otra cosa. Pero ahora me estoy volviendo a enamorar.

En relación a Toto, era una persona que me generaba admiración e incomodidad a la vez. Él siempre me trató con interés y curiosidad. Siempre que se daba hablábamos mucho. Pero también era muy especial, tenía un carácter a veces indescifrable. No fue mi referente, pero sí lo quería. Tuvo una relación más directa con Pablo y Russ por cuestión de relaciones interfamiliares.

IMG_6296

¿Cómo viviste la transición, el después del shock de la fama y de lo exitoso al camino en solitario?

Supongo que aún sigo viviendo esa transición, pero no soy consciente del shock. Sigo adelante. Mi vida sigue siendo la música. Estoy muy contento con Reset-Start! Lo grabé con una banda de músicos muy talentosos y, además, excelentes personas: Primo en guitarra, Egon en bajo y Wony en batería. Ahora, mi gran amigo Fox de LigthBeam Records, está produciendo lo que va a ser mi próximo disco. Y ya sabrán que es ahí, en ese eterno presente, donde está mi corazón.

Hace poco, seguramente estás enterado de lo que pasó con “La Ola Que Quería ser Chau”. ¿Cómo ves estos casos que afectan al indie y a la escena, y que son muy graves desde el punto de vista judicial y humano?

Fue una desgracia. Me siento muy mal por lo que pasó. Migue se presentó a mi vida como admirador, e insistió en acercarse a mí hasta que se ganó mi atención y amistad. Siempre fue muy respetuoso y cálido conmigo. Luego, con Chiara Limón (mi novia), también nos empezamos a hacer amigos de la que en ese momento era “su chica”: Miel (Mailén). Así, los cuatro nos veíamos de vez en cuando para los recitales y algún paseo. Sabíamos que se llevaban más o menos, pero nada fuera de lo común a muchas parejas. Entonces nos enteramos de lo que había pasado y no lo pudimos creer. Creo que estos casos afectan a toda la humanidad, no sólo al indie y a la escena pop. Es algo muy grave.

FBK facebook.com/mistermon

ÁLBUM http://www.lightbeamrec.com/es/albums/show/Reset-Start

Las fotos son de Arianne Deschutter.