Baile en lenguas saturado interferido, eléctrica fragmentada, camp now, irrumpe, divide aguas y establece cortes irreconciliables, cosas que se repiten, que entran en fricción, se contradicen, la noche de Buenos Aires abismal que zigzaguea, el golpe en besos de brea, descompuesto en una euforia última, se filtran voces que son sonidos, sonidos que son voces, la imagen ametrallada, varias guerras mundiales encima, el exhibicionismo obsceno de una época infame, perversion de muchos al unísono, teatro en línea de la carne que exaspera. Oriana, una conquista de la madurez y de la supervivencia como arte, simple, frontal, a la vez realista, sintética & estilizada, vital pero abismo emocional, con la autosuficiencia del que es feliz perdiéndose en la música, post dance post todo, lúbrica darkroom, cruda pero amante de los detalles, su mundo tensado entre la candidez y el salvajismo, con una sensibilidad sin impostura, lengua discoteca.

«No me hizo nada la noticia de la fake news de mi muerte porque realmente estoy acostumbrada a que todo el tiempo larguen noticias falsas sobre mí. Soy una persona que vendo siempre, siempre soy noticia por más que no esté haciendo nada, que no esté en televisión, ni en teatro ni en ningún lado, siempre vendo, mis noticias venden. Entonces fake news sobre mi hay permanentemente», dice Oriana en una charla exclusiva con REGIA, sobre las versiones que se viralizaron como peste en las redes de que había muerto. El periodista Camilo García había largado la falsa noticia en Twitter que Oriana había fallecido a causa de un escape de gas.

«La noticia de mi muerte la puso un freak, no se que decirte, pero no le quiero dar entidad tampoco a la gente ni al portal que puso la noticia porque no hablo de eso ni les voy a dar prensa sobre eso. Porque eso es lo que buscan todo el tiempo largar falsas noticias y que yo salga a desmentirlas así ellos se hacen famosos. Comúnmente son portales que son muy berretas, que no tienen seguidores y que quieren repercusión», remata.

En una época signada por los neuróticos digitales, Oriana Junco más que fake news, es big data de la noche. Su salto a la fama ocurrió al mismo tiempo que las relaciones públicas lo dominaron todo. Como RRPP en los años dorados estuvo en los principales epicentros de la milonga porteña detrás de mega eventos de las más grandes discos, desfiles, presentaciones de fragancias importadas y la llegada de artistas de Hollywood. Trajo a Bibi Andersen, trabajó con Dani Mañas, que invitaba a estrellas internacionales: Joan Collins, Sonia Braga. Con Charly Grilli en Caix trajo a Jacqueline Bisset. «Nos habíamos cansado de las estrellas de acá», había dicho hace un tiempo.

Viniendo al presente, le preguntamos cómo fue este 2019 que no para de derretirse. «Este año me lo tomé sabático, me pareció que era un momento como para quedarme quieta porque cualquier cosa que hiciera no iba a ganar plata porque la gente no tenía un mango para pagar la entrada para ir a ningún lado. Tuve muchas propuestas, muchas cosas, pero me quedé quieta, me lo tomé sabático. Más allá de que siempre estoy haciendo los fines de semana mis presencias, mis shows y esas cosas.

Tengo programado y proyectado hacerme un viaje a Europa, por el momento no quiero hablar sobre eso ni contar absolutamente nada hasta que no lo haga. Con esto del dólar, no lo postergué pero estoy como alerta, como todos los argentinos, estamos viendo qué es lo que va a pasar con el dólar y más o menos qué es lo que va a pasar con este país que nunca se sabe«.

¿Cómo transitás este contexto apocalíptico para no caer en un estrés y terminar agotada, hacés alguna terapia? 

Cannabis adoro. Me encantan las terapias de cannabis, fumo flowers, adoro me parece que te divierte, te hace reír, es curativo, o sea tiene todo, todo.

Este año para Oriana además de sabático es especial porque se cumplen 10 años del lanzamiento de su primer y único disco hasta el momento, Todo mal con vos. Como la noche de Buenos Aires, en ese momento era prácticamente otra. Aunque el brillo pánico sigue sobrevolando intacto. Era Oggi. Recién en 2014 logró cambiar el nombre y tener otra identidad en el DNI. Si a vos te interesa tanto la ambigüedad, ¿por qué querés tener DNI de mujer? Le preguntó en ese momento Alejandro Ros en una nota para el suplemento SOY. «Porque yo llegaba a los aeropuertos y la gente se me cagaba de risa. Porque de repente caía en Hollywood onda Kim Basinger, unos pelucones, las uñas, los tacos, “¡pase, diosa!”… Y de repente abren el documento: ¿Juan Carlos Junco? No. Hay algo que no está coincidiendo», decía. Por qué Oriana? Insistió Ros: «Porque me parece fantástico. Es de una amazona egipcia o hebrea. Ella podía con todo. Aparte Oriana me parece como que surge del mar, toda de blanco. Yo me siento el símbolo del sexo. Yo vibro que alguien conmigo puede ser hombre, mujer, gay, travesti, trans, operada… que conmigo se va a excitar igual. Porque entra por los poros el morbo, el jugueteo. Y si vos estás con alguien tan inteligente como yo seguramente te excitás«.

Oriana adora el flower power del cannabis y también adora desaparecer y reaparecer, monta y desmonta, y nos dice qué lugar ocupa la música en su vida.

«La música ocupa absolutamente todo en mi vida, en my life. Adoro la música, me gusta todo tipo de música, me encanta lo vintage, de los noventas, de los setentas, de los ochentas, adoro. Pero no la utilizo, no me tengo que refugiar de nada, ni la utilizo como hay mucha gente que escuchan los temas de amor para automasoquiarse. Para nada, me encanta escuchar música, me remonta a otras épocas, a otros años.

Adoré grabar Todo mal con vos, lo produjeron los hermanos Serantoni (Pablo y Adrián), lo compuso Poggy Almendra, y lo remixó Leo García. Fue un boom, vendió una barbaridad y hasta el día de hoy me lo siguen cantando por la calle. Con Leo siempre que nos juntamos, somos muy amigos, decimos de sacar algo. Siempre estamos ahí como con ganitas y ya se va a dar. Tiene que llegar el momento justo«.

¿Un deseo para el futuro?

Un deseo es que haya paz y muchísimo trabajo para todos los argentinos. Y que mi país salga adelante.

REGIA la invitó a Oriana a armar una selección con las 10 canciones más trascendentes en su vida. Aquí están.

 

01  Céline Dion – I’m Alive 

02  Damas Gratis – No te Creas Tan Importante (Feat Viru Kumbieron)

03  Modern Talking – You’re My Heart, You’re My Soul

04  Adele – One and only

05  La Lupe – Puro Teatro

06  a-ha – Take On Me 

07  EDITH PIAF. – Non, Je Ne Regrette Rien

08  Mina Amor Mio

09  Liza Minnelli / Pet Shop Boys – Losing My Mind

10  Gloria Trevi – No Querías Lastimarme