Las imágenes de Osma Harvilahti son un poco como recuerdos: recuerdan a lugares lejanos, incrustados de nostalgia, y dan cuenta de una pasión por salir de gira. Viajando extensamente por el mundo como parte de su trabajo para revistas como AnOther Magazine, Apartamento y Hermès, el fotógrafo finlandés llegó a Saint-Tropez para un próximo libro de la serie Fashion Eye de Louis Vuitton.

Si bien el libro se lanzará en junio, una exposición recientemente inaugurada en el Design Museum de Helsinki presenta una serie de tomas de Saint-Tropez, como una vista previa de la publicación. También reúne series personales y trabajos comerciales anteriores para marcas como Hermès y Miu Miu, la muestra Osma Harvilahti: New Color, es parte de un programa donde se exponen artistas finlandeses que trabajan fuera su país de origen. «Me encantan las dinámicas de la vida en París y Londres, pero en Helsinki puedo tomármelo con calma«, dijo Harvilahti, quien vivió en París durante cuatro años.

Las series personales anteriores del fotógrafo, lo han llevado a Ciudad del Cabo para capturar compañías de danza; a Etiopía y su bulliciosa capital Addis Abeba; y a las islas japonesas donde documentó la industria pesquera. La oportunidad de participar en una próxima entrega de Fashion Eye, la serie de libros de Louis Vuitton que ve a los fotógrafos de moda documentar un país o ciudad de todo el mundo fue emocionante para Harvilahti, pero el destino elegido de Saint-Tropez inicialmente no fue su primera opción. «Al principio hice un pequeño viaje allí a principios de verano y fueron todos clichés: grandes barcos, baldes con champaña, este tipo de clichés de Martin Parr. Millonarios con enormes cantidades de riqueza, divirtiéndose y lanzando fiestas«, explica. «Literalmente, lo primero que vi cuando llegué allí, escuché un chapoteo y fui a ver qué estaba pasando, y vimos a Pamela Anderson en el agua fría vestida como de alta costura, y pensamos ok, hemos llegado..«.

El proyecto se convirtió entonces en buscar los aspectos locales y cotidianos de Saint-Tropez, eliminados del glamour y el exceso con el que se ha convertido en sinónimo. En dos viajes a la ciudad francesa, Harvilahti tomó notas, comenzó a construir un mapa de personajes y exploró algunos de sus aspectos menos conocidos, y los disparos finalmente se llevaron a cabo durante un par de semanas.

«Trato de mantenerlo un poco sutil y difuminar la línea entre la realidad y algo que está un poco arreglado«, continúa el fotógrafo. Para este fin, hay un nivel de anonimato en las tomas: una cara puede estar parcialmente oculta (en un caso por un pulpo), o los ojos entrecerrados significan que un sujeto no mira la cámara. Harvilahti se enfocó también en capturar autos retro: «no hay autos lujosos en este libro, hay varios Renault Twingos y modelos franceses básicos«, para dar a las fotografías una sensación de atemporalidad, en lugar de anclarlas en un año específico. “Las historias que las personas contaban tuvieron un gran efecto en cómo quería abordar finalmente todo este proyecto. Fue como retroceder en el tiempo».

Osma Harvilahti: New Color está en el Design Museum, Helsinki, hasta el 26 de mayo de 2019. Para más información sobre la serie Fashion Eye de Louis Vuitton, en el sitio oficial.

osmaharvilahti.com