Mi esqueleto es el nuevo álbum de estudio de Pablo Dacal, 13 canciones en las que Dacal grabó guitarras y bajos con un sonido experimental, en su propio estudio «El progreso», junto al baterista cordobés Fernando Mondino.

El álbum fue producido y mezclado junto a Fer Tur, con suma analógica y masterizacion de Hernán Asconiga. Rosa Nolly en el saxo barítono y Mariano Malamud en la viola son los invitados especiales de un disco que marca un quiebre en la discografía del cantautor.

Pablo Dacal es un trovador contemporáneo nacido en Buenos Aires en 1976. Editó 8 discos
como solista y una larga serie de colaboraciones, participaciones y discos de autor. Compuso música para artes escénicas, actuó en cine y teatro, condujo programas radiales y protagonizó el documental Charco, canciones del Río de la Plata. Dio conciertos de todo tipo en diferentes países de América y Europa, y en los últimos años se dedico a recorrer las regiones del país a guitarra y viva voz.

Dacal atravesó la última década editando discos con diferentes formaciones instrumentales: de la música orquestal a la intimidad del cantautor, del folk psicodélico a la canción criolla, del cantor con piano al rocanrol de vanguardia. Mi esqueleto es un disco de canciones urgentes y pulso salvaje con el clásico formato de trío de rock: guitarra, bajo y batería.

Además de canciones propias, Mi esqueleto incluye una versión de Hotel de la soledad, del legendario autor cordobés Francisco Heredia, mientras que El esclavo feliz fue escrita junto al poeta Francisco Garamona. El arte gráfico estuvo en manos de Nicolás Moguilevsky.

Tras el exitoso lanzamiento de los singles Manifestación y Una canción simple, el 23 de
agosto se lanzó Mi esqueleto en todas las tiendas digitales y en las mejores disquerías del
país distribuido por Sony music.

Por Martín Graziano

Armado con un changuito de supermercado, Pablo Dacal recorrió las góndolas del desarmadero y volvió a armar su esqueleto. No es un golem amable. Tiene pocas pulgas y pocas partes: palmas congeladas, guitarra eléctrica, batería, un saxo indolente. Ignacio Corsini & The Stooges: cyber-punk en el baño de La Perla. Si la corrección política es un virus del espacio exterior, Mi Esqueleto suena como un disco de ruptura con el vigilante medio argentino –obvio- pero también –no tan obvio- con una parte del progresismo. Su voz es un arco tensado desde el pecho y la flecha ya está en camino. ¿No la han visto? Ahí va: rumbo al centro de “Una Canción Simple”.

Jueves 26/09 Teatro Xirgu-Untref (San Telmo). Presentación oficial de Mi Esqueleto.