El poder de las olas que se rompen, obras se corrompen, en un tira y afloje, devenir en la soledad de una mansión atiborrada construida a base de 0-600 y una lágrima en el teléfono pinchado que ya no suena más, la idea fija de una mujer enquistada en el animal print matambre de Rodeo Drive terminó saqueada en Garzón.

El robo se produjo días atrás en «La Tertulia», la casa de campo que se construyó Susana Giménez hace varios años, pero que en realidad prácticamente nunca utilizó. Se ubica en una zona de cerros cercana a Garzón, en el departamento de Maldonado.

En realidad, de la finca se llevaron un televisor 50 pulgadas, sillones, una mesa, una cafetera, una tostadora, un microondas y tres cuadros que se dijo en un primer momento que eran obras de Pablo Picasso.

«La Tertulia» es una gran casa de campo, en una sola planta pero con varios niveles, que fue construida en piedra como material predominante y revestida en madera; cuenta con unos 500 metros cuadrados y 6 habitaciones en suite, sobre un predio de 110 hectáreas. Toda la infraestructura para llegar al lugar tuvo que ser especialmente desarrollada ya que la propiedad se encuentra enclavada entre cerros en los que no existía ningún tipo de acceso. También se debieron diseñar los servicios de energía eléctrica y agua potable.

Enamorada de esa zona rural del departamento de Maldonado, Susana Giménez decidió sumar este espacio a su ya famosa «La Mary» en la zona de Rincón del Indio, en Punta del Este. Sin embargo, prácticamente nunca la utilizó y la puso en poco tiempo a la venta.

Pablo Picasso (25 de octubre de 1881–8 de abril de 1973) es considerado uno de los artistas más grandes e influyentes del siglo XX. Se lo conoce por cofundar el movimiento cubista, la invención del ensamblaje, la invención conjunta del collage y por la gran variedad de estilos que ayudó a desarrollar y explorar.

Picasso fue profundamente prolífico a lo largo de su larga vida. El número total de obras de arte que produjo se ha estimado en 50,000; que comprende 1.885 pinturas, 1.228 esculturas, 2.880 cerámicas, aproximadamente 12.000 dibujos, miles de impresiones y numerosos tapices y alfombras.

Desafiando la opinión generalizada de Picasso como playboy y extrovertido compulsivo, también fue un activista político incansable por la paz en tiempos de guerra total.

Después de 1944, Picasso se convirtió en una figura pública y un héroe de las causas de izquierda. Se unió al Partido Comunista y durante este período el contenido político de su trabajo se hizo evidente. Sus pinturas frecuentemente hacen referencia a momentos históricos clave, que relatan los conflictos humanos y la guerra, pero también un deseo de paz, trascendiendo las oposiciones ideológicas y estéticas de Oriente y Occidente.

El vocero de la Jefatura fernandina, Joe López, informó a radio Monte Carlo que el hecho fue denunciado por el casero de la chacra. El trabajador no reside de forma permanente en la chacra que fue hurtada, sino que está en la otra que también es propiedad de Giménez, conocida como «La Mary».

Se dijo que las pinturas eran originales de Pablo Picasso
¿Cómo puede ser tan bruta la gente? ¿Cómo puede ser tan bruto el que dice eso?… Es como no tener idea, es como decir que tengo no sé… tres Velázquez… ¡En el campo!… Sale cientos de millones. Eso denota una brutalidad que me molesta.Con los quilombos que tiene la Argentina decir que eran de Picasso es una estupidez que me irrita. Mirá si alguien va a tener un Picasso en su casa de campo. Empezaron diciendo que era uno y ahora ya llegaron a tres. Es una brutalidad decir eso. Y es desconocer el precio de una obra original de Picasso. No la podría tener ni en el campo ni en Buenos Aires. Cuesta 150 millones de dólares y, encima, no me gusta. Estoy caliente pero te juro que no tanto con los chorros, el tema de los Picasso me jode porque es una cosa estúpida y yo no quiero parecer una tarada.

¿Pensás que pueden ser personas conocidas las que ingresaron a tu casa?
No, para nada.

¿Por dónde ingresaron? ¿Qué forzaron?
Entraron por una puerta a la que le desarmaron la cerradura. Y hasta sacaron un vidrio entero. Cuando se fueron lo volvieron a poner prolijito prolijito. ¿Podés creer? Eso nunca lo vi. A mi cuarto no entraron. Quizás era un admirador.

Dada la soledad del lugar, ¿creés que actuaron con tranquilidad?
Me dijo el casero que se tomaron unos mates porque, en la cocina, había yerba esparcida. Se lo pasaron bien tranquilo. Increíble. Cuando me lo contaron, no lo podía creer.

¿Creés que se conocerá la identidad de estas personas?
La policía uruguaya es muy buena, así que creo que se va a saber quiénes fueron. Sobre todo para que no suceda más. La policía ya me había advertido que la zona se había puesto peligrosa y que estaban robando. Incluso, estos mismos delincuentes, parece que entraron a la casa de una señora anciana que tiene un campo cerca. Le sacaron cinco mil dólares que tenía en una latita, pero no la maltrataron.

¿Creés que se trató de la misma gente?
Parece que sí.

Es decir que estarían identificados.
Eso dicen. Pero no sé nada más. Mañana me voy para allá. Hoy estoy destrozada porque llegué ayer de Australia. Estoy boluda No puedo más. Tengo un jet lag que me estoy muriendo. Anoche me tomé dos pastillas y dormí doce horas.

¿Te genera temor regresar a la casa donde sucedió el robo?
No, para nada. Allá estoy con gente. Tampoco es la casa en la que vivo, en realidad es la casa de campo. Además, el que se quede ahí se quedará armado hasta los dientes, así que los que tienen que tener miedo son los chorros, porque si se acercan les van a disparar. En el medio del campo, la gente no sé…. eso es lo que más bronca me da, porque vengo de un país muy civilizado. Australia es Inglaterra, todo perfecto. Podés dejar la billetera en la calle y viene alguien y te la devuelve, no existen esas cosas. Las cárceles están vacías, la gente es muy seria. Llego acá y escucho esto… le puede pasar a cualquiera, me tocó.

Un investigador de crímenes de arte en los Países Bajos dijo el martes que había recuperado la pintura de Pablo Picasso «Retrato de Dora Maar» de 1938, que fue robada del yate de su propietario saudí en el sur de Francia en 1999.

A principios de este mes, dijo, fue llamado por «dos personas con buenos contactos en el inframundo», quienes le dijeron que la pintura estaba en los Países Bajos. «Me dijeron: ‘Está en manos de un empresario que lo recibió como pago, y él no sabe qué hacer’ ‘, dijo Brand en una entrevista. «Hablé con los dos muchachos e hicimos un plan para sacarlo de sus manos».

Los dos contactos, a quienes el Sr. Brand se negó a nombrar, dejaron el cuadro en la casa del Sr. Brand en Ámsterdam en dos bolsas plásticas de basura. «Lo entregaron directamente a mi puerta», dijo.

El tema del retrato de Picasso, Dora Maar, fue una fotógrafa francés, pintora, poeta y una de los amantes de la artista. La retrató en muchos cuadros y dibujos. Este, pintado en 1938, aparentemente era uno de sus favoritos, que conservó en su colección privada hasta que murió.

El Sr. Brand dijo que esa era parte de la razón por la que había sido difícil recuperarla. «Nunca se publicó, casi no había fotos de ella, y nunca había estado en un museo», dijo. «Picasso es uno de los artistas más robados».

El propietario desde 1999 era un multimillonario de Arabia Saudita, Sheikh Abdul Mohsen, que lo tenía en su lujoso yate en Antibes, Francia, cuando fue robado. El Sr. Brand dijo que probablemente llegó a los Países Bajos como «pago por drogas o por negocios de armas».

El Sr. Brand dijo que probablemente no recibirá ningún pago por recuperar la obra de arte. «En ese momento se ofreció una recompensa de 400,000 euros y no sé si la recompensa se pagará», dijo. «Si hay una recompensa, debe ir a las personas que la trajeron. Mi recompensa fue tener un Picasso en mi pared por una noche. Puedo decirte que fue genial».