Una sucesión de turistas encontrados muertos en habitaciones de resorts en Punta Cana están siendo investigadas por el FBI.

La muerte el 17 de junio de un empresario de pizzerías de Nueva York, Vittorio Caruso, de 56 años, quien murió luego de enfermar gravemente en el Boca Chica Resort en Santo Domingo, es la tercera en un lapso de siete días en junio, y es el número 11 estadounidense en morir en República Dominicana desde el año pasado

El lunes, el Departamento de Estado de EE.UU. confirmó que en abril, un turista estadounidense llamado Robert Wallace murió en circunstancias misteriosas en el Hard Rock Hotel and Casino en Punta Cana. Según su sobrina, Wallace, de 67 años, fue visto por última vez tomando un whisky del mini bar del hotel antes de enfermarse. Murió en un hospital local tres días después.

La muerte de Wallace, aunque extraña, no se consideraría tan inusual, si no fuera por el hecho de que es la última de una serie de recientes y misteriosas muertes de turistas estadounidenses en toda la isla de Dominicana: ya llevan un total de 11.

Más recientemente, una pareja estadounidense fue encontrada muerta en el resort Grand Bahía Principe La Romana en Dominicana, y los investigadores dijeron que si bien aún no se ha determinado la causa de la muerte, no se reportaron signos de violencia en la escena.

El mes pasado, un turista de 41 años de Pensilvania fue encontrado muerto en el mismo hotel, al parecer también después de tomar una bebida alcoholica del minibar.

View this post on Instagram

Your boy big GUWOP at again!!!

A post shared by Charles And Calvin (@c_and_c_barbershop) on

El FBI ya está trabajando fuerte con funcionarios de la RD para determinar si existe algún vínculo entre las muertes, pero no se esperan los resultados del informe de toxicología durante al menos un mes.

Mientras tanto, existe una coincidencia en todos los casos: cayeron como envenenados luego de tomar alcohol de los mini bar de las habitaciones.

De acuerdo con CBS News , solo en el último año hubo al menos ocho muertes de turistas en la República Dominicana. Cuatro ocurrieron en el Hard Rock Hotel and Casino en Punta Cana, mientras que el resto tuvieron lugar en los hoteles Bahía Príncipe y en el resort Bahia Principe Bouganville, un hotel solo para adultos en la ciudad de San Pedro de Maconis.

View this post on Instagram

Creación divina!

A post shared by Deborah Gómez Perdomo (@drgomezperdomo) on

La autopsia de uno de ellos indicó que tenía un corazón agrandado y signos de cirrosis en el hígado, y se encontraron medicamentos para la presión arterial y una botella de oxicodona en la habitación de su hotel.

También ha habido casi 70 informes de turistas que informan síntomas de enfermedades transmitidas por los alimentos en RD solo desde marzo, según el sitio web IWasPoisoned.com. Más de la mitad de estos informes provino de turistas que se hospedaron en el Hard Rock Hotel and Casino en Punta Cana.

Una pareja de Colorado también informó que se enfermó violentamente después de quedarse en el Grand Bahia Principe La Romana Resort. Le dijeron a CNN que su médico les sugirió que probablemente habían sufrido los efectos de la «intoxicación con fosfato orgánico» o la intoxicación por sustancias químicas utilizadas en algunos pesticidas. Están demandando al hotel y pidiendo US$ 1 millón en daños.

Ante este panorama, ¿es segura República Dominicana? Por ahora, parece que la respuesta es un sí tentativo. Aunque el Departamento de Estado de EE. UU. emitió una advertencia de viaje de nivel 2 para los turistas que visitan la isla desde abril (existen 4 niveles de advertencias), parece ser que se enfocan más en advertir sobre «delitos violentos, incluidos robos a mano armada, homicidios y agresiones sexuales» y no por enfermedad.

El ministro de turismo, Francisco García, obviamente negó que las muertes estuvieran relacionadas, refiriéndose a ellos como «incidentes aislados» e insistiendo en que el país aún era seguro para visitar. Además, un dato no menor, es que al menos el Hard Rock, es una marca de capital norteamericano.

El turismo es una industria increíblemente popular en Dominicana: la isla atrae a dos millones de visitantes estadounidenses por año, de los seis que visitan en total y el turismo representa aproximadamente el 17% del PIB del país.