1

Sol, invierno,
risas a la siesta,
la infancia es un paisaje
al que se llega
descalzo.

2

La información está en la piel,
sentir y leer la superficie
son una misma cosa.
Paso a paso conocemos,
paso a paso olvidamos,
solo la huella queda,
y a veces, ni eso.

3

Arcilla que se pisa,
rostro americano,
cuerpo de barro,
identidad de greda;
baja la montaña
hasta la costa,
siempre descalza.

4

La mancha esconde
y el niño encuentra.
El blanco delantal del laboratorio
se convirtió en fósforo quemado
en un instante.
El universo es, también,
un patio de juegos
sin reglas
y sólo ahí
es infinito.

5

Podrán higienizarlo todo
pero el polvo
siempre se levanta.
Así como la abeja busca la gota,
así resisten
los pies
desnudos.

6

Si la libertad ocupa un lugar,
debemos correr algo
para que se expanda.
Correr, por ejemplo,
hacia el río.

7

Las infancias de hoy
serán las memorias
del futuro;
los sueños pata-en-tierra
siempre serán
simples y rebeldes.

8

El cuero del hombre
lleva siglos
de durezas,
la sabiduría que viene de abajo
nos habla como madre.
La conexión es directa
y sencilla,
tierra y pie.

9

Cada lugar
puede albergar
una sola cosa.
Donde hay papafritas
no entra una flor.
La conquista del espacio
comienza en las ideas,
Ojalá que la tierra
llegue primero.

 

Alejandro Raymond nació en Buenos Aires en 1981 y hace diez años que vive en el monte cordobés, a un kilómetro de su vecino, con su familia, cerca de San Marcos Sierras. Publicó más de quince libros de manera independiente entre infantiles, de poesía y de cuentos. Encontrá su catálogo y últimos lanzamientos en:  @alealeraymond

Artículo anteriorJ4Z RIERA: «EL ENCIERRO ME AYUDÓ A CONECTAR CONMIGO MISMA»
Artículo siguienteEL GURÚ DEL FITNESS
REGIA MAG
REGIA está compuesta por secciones cuidadosamente confeccionadas, con contenidos nuevos, seleccionados con rigurosidad y agrupados de manera clara y sólida. La visión editorial, más sofisticada y vanguardista, convive con el criterio estético y la curaduría que ya nos caracteriza como un medio transgresor y de culto.