Por Ludmila Guerzoni ­

Rihanna está a la espera de su primer hijo junto a su novio A$AP Rocky, el rapero de 33 años, cuyo nombre real es Rakim Nakache Mayers. En mayo del 2021 confirmaba a la revista GQ su noviazgo con la dueña de la firma Fenty Savage and Beuty, y la definía como el amor de su vida. «Creo que cuando te llega, lo sabes. Ella es la elegida».

Su relación comenzó a finales del 2020, pero se conocen desde hace años debido a la industria musical. El embarazo se anunció con fotos románticas tomadas en las calles de la ciudad de Nueva York. Rihanna, de 34 años, eligió una zona de Harlem para posar junto a su chico con un look que dejaba su voluminosa panza completamente al descubierto. Para la ocasión, eligió un plumífero rosa ‘vintage’ de Chanel abotonado en el pecho y abierto, que dejaba ver sus curvas de futura madre, unos pantalones vaqueros rotos largos arrastrando el suelo y diversas joyas colgando sobre su vientre. En ese momento supimos que iba ser fiel a las tendencias más llamativas de la moda.

La pareja viajó a París para asistir a la pasarela de otoño-invierno 2022/2023 de Off-White. La cantante, volvió a demostrar su empeño en mantener su propio estilo. Un minivestido de cuero color melocotón complementado con sandalias de tiras y un abrigo de piel de becerro en el mismo tono. Luego acaparó todas las miradas, en el desfile de Dior, llevando un baby doll de encaje negro transparente-siguiendo la tendencia de lencería-, unas botas negras de charol, un saco de cuero que asomaba sus hombros y collares largos cerrando el outfit.

En el fashion week de Milán, se presentó en el desfile de Gucci, donde parecía que había salido directamente de la pasarela cuando combinó un top de látex con la parte superior decorada en encaje negro, un pantalón a la cadera del mismo color, tocado dorado estilo Cleopatra, que lo terminó complementando con una pila de collares y un abrigo de piel lila.

Volviendo a Los Angeles para el lanzamiento de Fenty Beuty en Ulta, mostró otro look sensacional que, hasta ahora, no era de maternidad. Un atuendo con recortes y mucha piel. Con el estilo de Jahleel Weaver, Rihanna combinó un crop top plateado personalizado de Coperni con aberturas sobre el pecho, una maxifalda brillante de tiro bajo, dejando su estómago completamente expuesto y adornado con una delicada pieza de diamante de Messika Paris, mientras usó su cabello en un elegante peinado alto y una cara de maquillaje con pigmentos plateados y un glow en su piel característica de su línea Fenty Beauty.

Cabe destacar que los casual looks no se quedan atrás. La hemos visto con un skintight aqua jumpsuit de Stella McCartney con un recorte en la panza perfectamente colocado, luego, en el restaurante Giorgio Baldi, usando una mini skirt y una campera bomber de cuero negro, junto a unas bucaneras y gafas, total look Balenciaga.

La billonaria llevó el concepto de moda para mamás a un nuevo nivel. Solo basta ver cómo combina cada prenda y su habilidad para dejar que sea su baby bump el verdadero protagonista de cada look. Se quiere ocupar de demostrar que se puede estar embarazada y lucir la belleza de la maternidad.

Artículo anteriorJACQUEMUS 2022: UNA ISLA PARADISÍACA A FULL COLOR
Artículo siguienteRORRO CANCELADO
REGIA MAG
REGIA está compuesta por secciones cuidadosamente confeccionadas, con contenidos nuevos, seleccionados con rigurosidad y agrupados de manera clara y sólida. La visión editorial, más sofisticada y vanguardista, convive con el criterio estético y la curaduría que ya nos caracteriza como un medio transgresor y de culto.