En un mundo sobreexpuesto a películas de mierda que buscan cortar boletos hechas por conglomerados malignos adoradores de Satán, Agustín Adba de la mano de Pirámide a través de Penélope nos muestran que todavía hay fe.

Sin mucha idea de lo que está pasando o va a pasar Penélope va saltando entre situaciones cotidianas inmorales y superficiales, tropezando sin destino hacia un vacío sin retorno.

Penélope es una de esas películas que si mirás con suficiente concentración vas a salirte tanto de contexto que no vas a saber si estás mirando ficción o realidad.

Le pido a Agus la contraseña del link de Vimeo que tiene a Penélope, pero la conexión del wifi de mi Airbnb es tan mala que no me levanta la película ni en 140. Se que tengo mala memoria porque estoy comiendo ahora mismo no porque tenga hambre sino porque no me acuerdo cuando fue la ultima vez que comí. Pero no me queda otra. Cierro los ojos y trato de trasladarme a esa primera vez que vi Penélope, tratando de revivir escenas o diálogos, y lo único que se me viene a la cabeza es mi novia gritando al costado porque no lavé los platos.

— Agus, me quiero matar, no me anda el internet, así que no puedo ver la película, tampoco me la acuerdo porque la vi hace bastante. No me da para escribir una reseña. ¿Mejor sale esa entrevista?

Y, acto seguido, le copié las preguntas, no vaya a ser que no quiera.

¿Qué es Selva Cine?

Selva Cine es una productora de contenidos autorales. Desde cortometrajes, hasta películas o libros como el tuyo. Curamos contenido que nos gustan con Piwa la piwa, Flor Incarbone y Sergio Wavriniuk. Ahora estamos por lanzar la página con todas las actualizaciones, selvacine.com.

Siento que Penélope tiene mucho romanticismo de la escuela de cine italiano y francés de los 60s, pero planteado de una forma contemporánea. ¿Quiénes son tus influencias a la hora de escribir el guión y dirigir?

Gracias por las imágenes mentales que me traes. Mirá, desde Rosellini a Fellini o Antonioni. Eso por el lado italiano. También Buñuel o Bresson. Me influyen las historias que generan mundos. Después me pongo a mirar desde qué lugar dicen lo que dicen. Cada día noto más como los pequeños retazos de una inspiración con el pasar del tiempo configuran un mapa mental personal.

¿Cómo es filmar con la plata justa? Es verdad el mito de mientras menos plata hay y más gente hay trabajando, el resultado va a ser menos efectivo y vas a tener menos control sobre el equipo?

Como vos sabes, contamos con pequeños fondos y no con el sistema INCAA. Creo que eso nos permite mucha libertad. La gente que trabaja en el equipo realmente le atrae trabajar en el mismo por el prestigio que le puede traer. Vivimos repartiendo nuestro tiempo en trabajos para pagar las cuentas por lo tanto cuando contamos de las aventuras de salir a filmar el dinero pasa a segunda instancia y eso nos deja una estela mística en el ambiente. Ojo creo que hay proyectos para todo tipo de presupuesto. Lo que sí uno no se puede permitir es el no hacer, el dudar o especular. Así es el lema desde Selva Cine. Con respecto a la gente, nosotros venimos conformando grupos cada vez más pequeños y fieles. Y lo del mito es variable según cada experiencia en mi caso hasta el momento es positivo y enriquecedor este sistema.

¿En el primer día del rodaje preferís filmar una escena difícil / sexual para romper el hielo con el equipo y los actores o empezar por una escena sencilla?

Está bueno arrancar por una escena que te produzca un desafío, para despabilar al equipo. En el caso de Penélope arrancamos por toda la secuencia onírica en que Penélope (Cumelen Sanz) se pierde en la maleza de San Pedro. Los mosquitos, el calor de enero, la escena que uno quiere y lo que logra sacarle a los actores. Vuelvo a decir que uno necesita filmar y ver que pasa. Estando ya en el set uno se tiene que dejar sorprender por lo que está pasando cuando ponés Rec.

Uno de los grandes problemas del cine independiente es que en general toman al sonido como algo secundario y no le dan mucha bola, y se respaldan en la gran “lo arreglamos en postproducción”. ¿Cómo fue tu experiencia con el sonido?

Mirá, en eso tengo que agradecerle a Andrés Polonsky el sonidista de Penélope que estuvo muy encima mio para tomar en perfecto estado los directos. Me ayudó mucho en la post pro. El sonido para mi es el 60 por ciento de la película. Trabajo y lo tomo como algo primordial, tanto que hasta toda la música que aparece está pensada hasta el último detalle. Con Piwa la piwa nos tomamos el tiempo de pensar cada canción para cada momento y siempre la sacamos de la discografía de Tierra de Nadie, temas viejos o cosas sin ver la luz hasta ahora.

Penélope es un personaje que si bien parecería verse como que no pega una, está muy bien parada, no se come ninguna y enfrenta las adversidades como una mujer fuerte, como una suerte de heroína. ¿Cómo fue crear a este personaje siendo hombre y en qué mujeres te inspiraste?

Más que nada me fijé en las películas de Antonioni o Buñuel. En ambos casos siempre se notan personajes fuertes. Una mujer hombre. Que toma sus actitudes y ve al sexo opuesto como el hombre mujer. Es una deconstruccion y puesta en valor de las actitudes machistas en un papel femenino. Eso me permitió la libertad y ese tono algo pícaro.

La relación entre Juan (Barberini) y Cumelen (Sanz) fluye muy natural, orgánica. ¿Cuál fue tu estrategia, hiciste que se pongan en contacto días antes de filmar y que se hagan amigos y rompan el hielo o los pusiste delante de la cámara de una?

Creo que ellos alguna vez ya se habían conocido. No ensayé nunca nada. Generé un buen ambiente en el set y luego ellos dos entraron en el mood de la seducción. Son actores de mucha sensibilidad que pueden conectar con esa energía que necesitaba el film.

A la hora de filmar, ¿cuáles son las 3 reglas básicas de producción con respecto a tu equipo?

El equipo tiene que ser mitad mujeres y mitad hombres.

Puntualidad del equipo técnico.

Los actores son las reinas.

Te quería preguntar que Sergio (Pángaro) tiene un final trágico, alguna vez te encontraste en situaciones limites en donde sentías que estabas a punto de dejarlo ir? Qué fue lo que te mantuvo con fe?

Nunca sentí ese limite. Sí pasé por millones de angustias, existencialismo. O también si me acerco a un balcón alto el vértigo me corre por las venas. Esa adrenalina creo que todos la tenemos. Muchas otras veces las oculté con drogas o mala vida o relaciones que no servían por miedo a estar solo. Creo que Sergio se despide en la película por un pesar de mucho tiempo. Él pasó por algo que ni el arte pudo sanarle. Como una especie de agujero negro que todo lo chupa y hace de la materia algo insoluble. Vi varias veces la tentación de la nube negra de los malos espíritus que quedan varados en la cuarta dimensión. Quisieron tocarme ,arrastrarme con mi soledad y mis noches. Aunque parezca cliché, como vi la oscuridad también sentí el haz de luz marcándome el camino.

 Penélope se estrena en Cinear este miércoles 21 a la medianoche.