Vacío – Tecnoteatro es un ciclo teatral compuesto por tres obras: Chat, Aspiro a Hitchcock y Virulencia. A través de dispostivos de la intimidad, las tres obras llevan a escena un cut de la realidad virtual.

Hacen un recorrido por la virtualidad en diferentes décadas de los 2000. Cuentan tres historias desde un vacío personal: el vacío de las relaciones, el vacío del egocentrismo, el vacío del trabajo. Año 2002, año 2019, año 2033. Ventanas que nos llevan a otra ventana.

El dispositivo íntimo no cambia: celular como arma, computadora como backup y en el cuerpo todavía un alma. “Vivimos con nuestros futuros arruinados que nos impulsan hacia atrás pero decidimos hacerle frente y anclar en el hoy, nuestra única realidad. Nos filmamos para no olvidarnos, nos reproducimos, nos enviamos para eternizarnos antes de que el virus llegue. Nos llevamos a escena por el vértigo y el peligro del error”, dicen las creadoras Agostina Prato, Agustina Rudi y Vanesa Mogno.

View this post on Instagram

ASPIRO A HITCHCOCK Atraída por el cuerpo en la palabra influenciada por los años dorados del cine las historias de Instagram me recito frente a mi metáfora es banal- la pose del poeta. En mi cama o en la calle corto en verso mis pensamientos no me edito no me filtro no volteo el celular //////////////////////////////////////////////////// @agostinaprato en un diálogo éxtimo entre sus ellas mismas demuestra la ausencia de la materia basándose en su archivo de IGTV y en el capítulo V de “El Discurso del Método” de René Descartes. Ego, soledad y desamor son los ejes de esta obra que es una oda a la caída en suspenso de nosotrxs, lxs tardomodernxs. SABADO 23hs @elexcentricodela18 reservas x @instantealternativa MUSIC LIVE SET @nai_borg VISUALES @lupavisuales #vacio #tecnoteatro #aspiroahitchcock foto @lauscavo

A post shared by Tecnoteatro (@vacio.__________) on

Un intento desesperado por cuestionar, comprender, asumir y hasta celebrar cierto “vacío existencial” respecto al establecimiento de vínculos sexo-afectivos, la construcción del “yo” y del egocentrismo, la fuente y fuerza del trabajo y la necesidad de la abundancia del registro y del archivo.

Todo esto tratado y recitado en enunciados hechos poemas, a través del encuentro intenso entre dos medios: el cuerpo y el video, en una construcción escénica híbrida que implica pantallas, escenografía, actrices, palabra, sonido y luces, generando una mix entre la acción en vivo y la acción registrada en video que demanda del público un estado de alerta, la toma de decisiones sobre dónde pondrá la mirada cada vez, en este juego entre lo tri y bidimensional.

View this post on Instagram

VIRULENCIA “…Hombres condenados al suplicio del fuego, que hacen señas sobre sus hogueras … es entonces demasiado tarde para configurar el flagelo?…” (Artaud) Virulencia es una obra que habla de nuestros virus y los ajenos. Los virus inactivos y también los mortales. Es una obra impresionista. Se preocupa por la incidencia de la luz en el espacio incluyendo el desnudo de la capa más profunda del yo y los temas intrascendentes. Una cyborg puta, la conexión con un dios ,el amor y las relaciones sexuales a través de dispositivos tecnológicos y mórbidos que atraviesan las almas. Direccion @vanemogno Intérprete @carocruzcaro MUSIC LIVE SET @nai_borg VISUALES @lupavisuales SABADO 23hs @elexcentricodela18 reservas x @instantealternativa #vacio #tecnoteatro #virulencia foto @lauscavo

A post shared by Tecnoteatro (@vacio.__________) on

La obra Chat a cargo de Agustina Rudi, Aspiro a Hitchcock con Agostina Prato y Virulencia protagonizada por Vanesa Mogno. Además, las visuales de VJ Nina y el live set de Naila Borensztein.

TICKETS