A principios de este año, se informó que Woody Allen estaba trabajando en una nueva película en España, la primera del director desde el surgimiento del movimiento #MeToo y las denuncias por abuso sexual que fue recibiendo

Ahora, más detalles sobre ese proyecto fueron revelados. Con el título WASP2019, la próxima película se describe como una «comedia-romance», según The Hollywood Reporter. El rodaje está programado para comenzar en julio.

Los protagonistas del reparto incluyen al ganador del Oscar Christoph Waltz (Bastardos sin gloria), Gina Gershon (Riverdale) y Wallace Shawn (The Princess Bride). Sergi López (Laberinto de Pan), Louis Garrel (Godard Mon Amour) y Elena Anaya (Mujer Maravilla) también están a bordo.

Según cuentan, WASP2019 seguirá a una pareja estadounidense casada que viajará al Festival de Cine de San Sebastián en España. La esposa eventualmente tiene un romance con un director de cine francés, mientras que su esposo se enamora de una mujer española.

Allen, de 83 años, se reunirá con Mediapro, la productora había colaborado en sus películas Vicky Cristina Barcelona y Medianoche en Paris .

Desde el inicio del movimiento #MeToo, Allen enfrenta una nueva mirada del público y una reacción violenta por sus recientes y no tan recientes acusaciones de abuso sexual.

Amazon terminó cortando lazos con el director asediado después de que una de sus películas, A Rainy Day en Nueva York llamó la atención por la inclusión de una escena de sexo entre un hombre de 44 años y una niña de 15 años. Allen contraatacó haciendole un juicio por frenar su película por US$ 70 millones y ahora confirmó que la va a estrenar en Europa en octubre. El mes pasado se lanzó un tráiler de la película, que se puede ver a continuación.

En 1992, Woody Allen se separó de su novia, Mia Farrow, luego de que se descubrió que estaba teniendo una aventura con su hija adoptada, Soon-Yi Previn, quien tenía 21 años en ese momento, 36 años menor que Allen. Poco después de su separación, Farrow acusó a Allen de molestar a su otra hija adoptada, Dylan Farrow, con 7 años. Aunque nunca se presentaron cargos criminales contra Allen, un estigma de depredador lo viene persiguiendo al director en los últimos 25 años y que se profundizó con el avance del #MeToo.

Los comentarios y acciones recientes hicieron poco para cambiar esa onda. Después de que aparecieran en la prensa las acusaciones contra Harvey Weinstein, Allen expresó su preocupación por un posible «ambiente de caza de brujas, una atmósfera de Salem, donde cada persona en una oficina que hace un guiño a una mujer de repente tiene que llamar a un abogado para defenderse».

Artículo anteriorSANTIAGO MOTORIZADO EN BARCELONA
Artículo siguienteCHERNOBYL
REGIA MAG
REGIA está compuesta por secciones cuidadosamente confeccionadas, con contenidos nuevos, seleccionados con rigurosidad y agrupados de manera clara y sólida. La visión editorial, más sofisticada y vanguardista, convive con el criterio estético y la curaduría que ya nos caracteriza como un medio transgresor y de culto.