José Caerols (YISA) 1984:

El trabajo de Yisa se articula a partir de las relaciones de poder que padece el sujeto contemporáneo. En un gesto irreverente los expone de manera explicita confundiendo el mensaje en el receptor.
Si bien su trabajo mantenie el interes por los grandes formatos y por los materiales dañados por la erosion, propia de la exposición a la interm- perie que halló en su trabajo más temprano (en el graffiti especifica- mente), su trabajo da un giro influenciado por diferentes corrientes artísticas, hacia la pintura site specific, vinculando a su obra materiales ajenos a la pintura tradicional como aceites, vigas y piedras en un interes por conceptualizar y contextualizar los nuevos temas que trabaja en su obra: el poder, la religion, la violencia y el sexo como la objetual- ización del poder en el cuerpo o la objetualización del cuerpo a travé del poder.

A expuesto en galerías y museos tanto en chile como en el extranjero, contando con muestras en el Museo de arte contemporáneo de Chile, en Galería Animal ,en Galería Die Ecke, Salón Tudor, Matucana 100, Museo Benjamín Vicuña Mackena, Galería Balmaceda arte joven, festival internacional de arte contemporáneo de Barcelona, España (BAC), Galería Santa fe (Bogotá Colombia), Galería Braga Menendez( Buenos Aires, Argentina),Galería wschodnia (Polonia), entre otras.Su obra a sido publicada en libros de pintura y street art a nivel nacional e internacional en libros como “Nuevo mundo latinoamerican street art”(Alemania 2011), Revicion Tecnica(Chile 2010),Arte callejero en Chile(Chile 2011), street art Chile(Inglaterra 2008), Ojo latino (Italia 2008), Libro de graffiti(Chile 2005), entre otras

yisa-web-2 yisa-1-web yisa-web-3 yisa-web-4 yisa-web-5

Artículo anteriorPISOTTI – MOGNO
Artículo siguienteINDIOS – en la zona de promesas 
REGIA MAG
REGIA está compuesta por secciones cuidadosamente confeccionadas, con contenidos nuevos, seleccionados con rigurosidad y agrupados de manera clara y sólida. La visión editorial, más sofisticada y vanguardista, convive con el criterio estético y la curaduría que ya nos caracteriza como un medio transgresor y de culto.